La reformadora del reformador

Muchas cosas que arreglar en su propia iglesia vio Martín Lutero. Urgía la primacía de la Biblia por sobre los documentos de Roma; reconocer a un único intermediario entre Dios y la humanidad por sobre miles de personajes menores que eran subidos al podio por la devoción popular y los intereses económicos del clero; valorar la fuerza de la fe por encima de los actos “merecedores” del favor divino; considerar el bautismo y la eucaristía como únicos sacramentos que validaban la pertenencia a la iglesia; el sacerdocio universal de los bautizados en contraposición a una clerecía que se había adueñado de las llaves que abrían o cerraban las puertas celestiales… En fin, una serie de cuestionamientos que lo pusieron en la cornisa eclesial de la que debió saltar al vacío para que no lo quemaran en una hoguera.
Quinientos años más tarde, en ese caminar de elefante de mi iglesia, varias de sus propuestas fueron incorporadas a la doctrina católica. Continuar leyendo

Publicado en Catalejos | Deja un comentario

La recuperación católica de Martín Lutero

Andaban los funcionarios enviados por el Vaticano (Roma, en ese entonces) vendiendo documentos que aseguraban el cielo a quienes los compraran a buen precio. Se trataba de juntar dinero para los gastos de la corte papal, de las guerras entre los estados del centro de Europa, y para enfrentar a la armada turca. La venta de “indulgencias” era un negocio redondo: aumentaba el ingreso para la jerarquía católica y dejaba a los compradores con el alma más limpia que un recién bautizado. Continuar leyendo

Publicado en Catalejos | Deja un comentario

Chile: Cambio de Obispos

Se dice que san Antonio M. Claret expresó un día que el que quisiera saber qué pasa en el mundo, acudiera a una sacristía o a un convento de monjas. Es una exageración, pero tiene un no sé qué de verdad que hace buscar en esos espacios lo que pasará mañana. Continuar leyendo

Publicado en Catalejos | Deja un comentario

Las soluciones con fórceps

Cada vez se oye hablar con más frecuencia del problema de la celebración de la eucaristía. A este sacramento se le reconoce como fundamento, centro y meta de la comunidad cristiana, pero como ha quedado exclusivamente en manos del clero, si no hay cura, no hay eucaristía (misa). Continuar leyendo

Publicado en Catalejos | Deja un comentario

Mariano, el misionero rebelde

Hace unos años, desde unos andamios altos a los que había que subir gateando, me llegó el saludo, gritado con fuerza: ¡Hola, compañero!

Era la voz inconfundible de Mariano Puga, allá junto a un ventanal de un cuarto piso, el párroco de La Legua estaba hecho un obrero pintor que repartía colores y saludos en una calle de la capital de Chile. Continuar leyendo

Publicado en Catalejos | Deja un comentario

¿Evangelio o religión?

El movimiento que generó un judío marginal en una zona igualmente marginal en el imperio romano hace poco más de dos mil años se convirtió en una “religión”. Los seguidores de Jesús de Nazaret lo transformaron en un objeto de culto, y el culto necesita ritos para expresarse, así como un lenguaje propio, unas categorías propias, una doctrina que lo identifique, una organización que lo estructure. Continuar leyendo

Publicado en Catalejos | Deja un comentario

Números bíblicos

En un escrito bíblico fundamentalista se afirma que Dios creó el mundo el domingo 23 de octubre del año 4004 antes de Cristo.
No sé de dónde sacaron esa información, pero creo que la fecha no se puede precisar, ya que el “mundo” (es decir el universo) es mundo, desde que Dios es Dios. Continuar leyendo

Publicado en Catalejos | Deja un comentario

La lupa sobre la Biblia: un conejo contra la Biblia

Es sabido que un buen israelita no come carne de cerdo. El libro del Levítico lo prohíbe.Sin duda que es una medida que los médicos aplaudirán. Ellos recomiendan la carne de conejo, que es más sana.
Pero resulta que tampoco podrá comer un conejo escabechado o una liebre a la vinagreta. Continuar leyendo

Publicado en Catalejos | Deja un comentario

Se busca obispo

Por haber nacido y crecido en un ambiente católico, nunca me pareció extraña la forma de designación de obispos.
Ahora, de viejo, me pregunto cómo pude aceptar como normal que una iglesia diocesana reciba, sin chistar, que le llegue como pastor alguien que ni siquiera conoce el paisaje de su nueva casa. Menos a sus gentes, sus costumbres, sus mitos, sus realidades, sus historias y sus proyectos. Continuar leyendo

Publicado en Catalejos | Deja un comentario

La lupa sobre la Biblia: la barcaza de Noé

Era tan grande como el Titanic. Tenía 150 metros de larga, 25 de ancha y 15 metros de altura, y una sola puerta para entrar y salir. Era el “arca de Noé”, construida de madera resinosa, calafateada con brea por dentro y por fuera. Continuar leyendo

Publicado en Catalejos | Deja un comentario