DOS OBISPOS ARROPADOS

Si no me equivoco, es la primera vez que en la catedral de Santiago de Chile son consagrados dos obispos al mismo tiempo. Ellos son Galo Fernández y Fernando Ramos, ambos del clero secular de la arquidiócesis. Nos alegramos y tenemos esperanzas fundadas en que serán buenos pastores en su servicio eclesial. Galo ha estado en la pastoral directa y ha demostrado que es hombre de calle. Fernando es un académico con muchos años en Roma y que hasta ahora ejercía como rector del seminario metropolitano. La revista MENSAJE al informar sobre estos dos nombramientos puso en sus páginas las fotos de los nuevos obispos: Fernando Ramos con su traje negro y un destacado cuellecito clerical. Galo Fernández, en mangas de camisa. Pudo ser casualidad. Pudo ser también una fina presentación pensada por la revista, que al fin y al cabo, es jesuita.
De los dos, el pueblo de Dios espera que sean pastores según el corazón de Dios.
Lo que da que pensar es la estructura de la ceremonia de ordenación episcopal: a los nuevos pastores se les coloca encima demasiada ropa: a su sotana con botones de color violeta, faja morada y esclavina, en la ceremonia se le añade roquete, amito, alba, casulla, solideo, anillo, cruz pectoral y mitra.
Demasiada ropa para poder trabajar en la viña de Dios. Porque cuando alguien quiere trabajar en la viña o en el campo, lo primero que hace es aligerar la vestimenta y sacarse hasta la camisa para agarrar con más libertad la pala y la azada.
Entonces…causa bastante preocupación que la liturgia de las ordenaciones episcopales conserve aún tanto del armario de los sumos sacerdotes y tan pocos signos de pertenencia al pueblo con el cual los obispos son cristianos y al que se deben entregar como pastores.

Este artículo fue escrito en Catalejos. Enlace Permanente.

3 Respuestas a DOS OBISPOS ARROPADOS

  1. Pepe dijo:

    Patricio Aburto Salamanca
    passan2@gmail.com
    181.161.243.195
    Enviado el 10/05/2014 a las 3:01

    Pepe, no me extraña lo que comenta, me da mucha alegría que hayan nombrado 2 nuevos obispos para nuestra Iglesia en Chile. Si para ordenar a un Obispo lo arropan tanto (hay Diáconos que en las celebraciones parecen mas Cura con toda la vestimenta que se pone encima) si lo que necesitamos son Pastores de blue jeans, camisa y bototo me incomodan los cuellos blancos y sus tenidas negras y/o grises que parecen hombres viudos y tristes. El Papa Francisco nos dice lo contrario que quiere pastores con olor a ovejas en una Iglesia ALEGRE que promueve y entrega el mensaje de CRISTO RESUCITADO…

  2. Pepe dijo:

    Marco
    Marantovelur@gmail.com
    186.9.131.115
    Enviado el 05/05/2014 a las 23:30

    Muchas gracias Pepe por publicar este artículo que escribí con amor adulto a mi Iglesia.
    Un abrazo
    Marco A.

  3. Pepe dijo:

    Sergio Chacón Espinoza
    schacone@gmail.com
    201.246.158.241
    Enviado el 17/05/2014 a las 2:32

    Estimado Amigo: no logro comprender porque, todavía usan tanto lujo, demasiado pomposo la vestimenta; Jesús y los Apóstoles según las escrituras no vistieron como lo hacen estos jerarcas y algunos más encima, no bajan de ese ambiente para conocer, dialogar y estar con los pobres, los marginados, los que sufren como lo hizo el Maestro. Les molesta los que huelen a pobreza?, estas situaciones más el coludo(el malulo) tratan de mellar la Fe, pero al verlos a ustedes, Misioneros Claretianos, sigo con más firmeza por el camino que nos señalo Jesús. Y ojo, no se trata de ser espinita. Un abrazo y siga con sus artículos, Sergio

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Realice este simple cálculo matemático (complete con números): *